Diez mil millones de dolares se estima lo robado en 20 años de Partido Republicano.

publicado en: Política, Sociedad | 0

 

31 mayo. Hace varias horas, el Servicio de Seguridad Nacional (SSN) emitió una declaración sobre los informes de corrupción. Durante un largo tiempo en el supermercado » Yerevan City» ( la cadena mas grande de Armenia), se ha utilizado un gran mecanismo de evasión fiscal y falso espíritu empresarial y se han iniciado causas penales. Esta historia puede ser aún más escandaloso ya que la misma pertence al oligarca y diputado nacional del Partido Republicano, Samvel Alexanyan.

«Yerevan City» o cualquier otro negocio no podría beneficiarse del sistema de privilegios, evasión fiscal y obtener puestos de monopolio, si no tuvieran el patrocinio de las principales figuras del país. En este caso, la Oficina de Ingresos Públicos, era solo una herramienta a través de la cual las relaciones estaban reguladas dentro del sistema criminal y oligárquico, y las «acciones» estaban divididas.

Durante los veinte años de la presidencia de Robert Kocharyan y Serzh Sargsyan, el régimen vicioso de la política en Armenia ha estado funcionando en las relaciones políticas y económicas corruptas.

Los grandes oligarcas, por sus cuotas y monopolios, han sido «designados» por Robert Kocharyan y Serge Sargsyan, que se encuentran en la cima de la pirámide de la corrupción. No es coincidencia que Robert Kocharyan, que llegó de Artsakh a Armenia con «dos camisetas» ( con lo puesto), fuera un multimillonario de mil millones de dólares al final de su presidencia de diez años, si creemos en las investigaciones de publicaciones periódicas internacionales de buena reputación. Sin lugar a dudas, lo mismo al  referirnos a Serge Sargsyan, durante su presidencia, se le asoció con el nombre de uno de sus parientes, como el «50/50» ( o mitad-mitad) mecanismo vicioso de entrada en el negocio de otra persona.

Estos delincuentes del sistema oligárquico-criminal, se han embolsado para ellos los recursos del estado y acumuladolo en el extranjero por más de diez mil millones de dólares.

El sistema oligárquico ha crecido todos los días a expensas de la libertad y el bienestar de Armenia.

El robo de Robert Kocharyan y Serzh Sargsyan ha sido «consagrado» por la sangre de las víctimas del 27 de octubre y el 1 de marzo.

Cada elección fue una nueva invasión de la oligarquía criminal en contra de la dignidad de un ciudadano libre. Los sangrientos 10.000 drams, con los que fueron comprados  los votos de los votantes, han resultado en el saqueo del público, malversación de fondos estatales e impuestos ocultos.

Estos criminales excluyeron cualquier competencia política y económica, como resultado de lo cual las percepciones de la sociedad sobre el poder y la responsabilidad, la estabilidad y la legitimidad quedaron devastadas.

La oligarquía criminal no ha entendido la esencia de la revolución de terciopelo, no se da cuenta de la nueva Armenia en términos de cumplir con la ley y respetar las institucionales. Se insta a la nueva realidad a capitular exclusivamente ante la ley, porque el sistema anterior ya no funciona, lo que antes de podía lograr comprando voluntades, robando e incluso asesinando.

La pérdida de admisión no es solo la «enfermedad» de Samvel Alexanyan. Por ejemplo, Gagik Tsarukyan, que ha sido un símbolo indefinible de la oligarquía armenia, ha legitimado su negocio en una sombra segura de una revolución de terciopelo. Nikol Pashinyan debería enviar un mensaje claro a su socio de la coalición de que 31 bancas que tiene el partido de Tsarukyan no son un precio para la amnistía. De lo contrario, Tsarukyan parece haber encontrado una nueva «danza del rey» en la imagen de Pashinyan.

Fuente: http://www.1in.am/2362416.html

 

Dejar una opinión